Salud /

Intervenciones / Hospitalización /

Tu veterinario Kivet /

Casos clínicos /

Infección del útero de una gata

Caso clínico:Piómetra en gata

Hoy os contamos el caso de una gatita que vino muy tristona a nuestra clínica veterinaria Kivet Muxeiro  en Vigo. ¿Quieres saber qué le pasaba?

  • Nombre: Zowy
  • Especie: Gato
  • Edad: 2 años
  • Dolencia: Apatía y anorexia

Motivo de la visita

Zowy era una gata preciosa de dos años a la que sus dueños trajeron a nuestra clínica contándonos que llevaba varios días indiferente, triste y comiendo menos de lo normal.

Hallazgos de la exploración

Para ser una gatita tan joven, esa apatía y falta de apetito no parecían nada normales. Por tanto, ante estos síntomas, procedimos a hacerle un chequeo general. Los resultados de la exploración fueron:

  • Dolor abdominal.
  • Las mucosas y los ganglios los tenía bien.
  • La auscultación cardiaca y pulmonar salía normal.
  • Tenía una temperatura corporal de 40,1ºC
  • Y estaba levemente deshidratada.  

Hablando con los propietarios nos comentaron que la gata estaba sin esterilizar. ¡Un dato más que revelador!

Pruebas diagnósticas

Sabiendo que la gata tenía fiebre y dolor abdominal,  sumado a que no estaba esterilizada. Nos llevó a barajar la posibilidad de que la gata hubiera podido contraer alguna bacteria durante la última fase del ciclo del celo. Por tanto pasamos a realizar una placa y analítica para salir de dudas.

Caso clínico veterinario piómetra gata

Diagnóstico

Tal y como pensábamos, los resultados de las radiografías y los exámenes de sangre nos confirmaron que la gata tenía piómetra (una infección muy fuerte en el útero) en un estado bastante avanzado, por lo que la gravedad era alta.

Tratamiento quirúrgico: extirpación del útero y los ovarios

¡No había tiempo que perder! Debido a la gravedad de la enfermedad decidimos intervenirla de urgencias. La gata tenía una gran acumulación de pus en el útero. Afortunadamente la operación salió muy bien.

Caso Clínico: piómetra de la Gata Zowy

Tratamiento médico

Después de la operación, además de un merecido reposo, le pautamos a Zowy antibióticos y antiinflamatorios durante siete días para su total recuperación.

Evolución

La gatita demostró ser una campeona y se recuperó muy bien. Sus dueños volvieron con ella una semana después para una última revisión y vacunarle de la rabia. ¡La mejoría era notable!

Afortunadamente el caso de Zowy tuvo un final feliz, pero esto no siempre es así. Si los dueños no se hubieran dado cuenta a tiempo, el desenlace podría haber sido fatal. Por eso, en Kivet siempre recomendamos esterilizar a las gatas para prevenir este tipo de enfermedades.

Clínica Kivet donde se le atendió

Clínica veterinaria Kivet Vigo Meixueiro

El equipo de Kivet lo forman más de 300 profesionales repartidos en más de 70 clínicas entre España y Portugal. Tenemos a tu disposición una gran variedad de servicios veterinarios y planes de salud que incluyen entre otros servicios, descuentos en la esterilización de tu gata. ¡Ven a informarte!