Salud /

Cuidados especiales y Bienestar /

El color de las heces de tu gato y su salud

Color de las heces del gato

¿Sabías que es posible saber el estado de salud de tu gato a través de sus heces?

Revisar las heces de tu gato cuando limpias el arenero es fundamental para saber si nuestra mascota tiene alguna enfermedad.

Por eso, cada vez que limpies su arenero, debemos fijarnos en el aspecto de sus deposiciones y, en caso de percibir algo extraño, contactar al momento con tu veterinario de confianza. 

Conocer el aspecto de las heces de tu gato, es el mejor indicador para evaluar su estado de salud. ¡Sigue leyendo para descubrir a qué tienes que prestar atención!

¿Cómo saber si mi gato está enfermo a través de las heces?

Un gato saludable debe hacer heces de un color uniforme (que se asemeje al marrón) y compactas y consistentes en función del tipo de alimentación que consuma. 

En el momento en el que no sigan esta norma, la salud de tu gato se está viendo afectada. 

Para realizar una correcta inspección de las deposiciones de tu gato y evaluar su salud, debes tener en cuenta los siguientes aspectos:

Color de las heces de tu gato

El color de las heces de tu gato puede variar en función del tipo de comida que consuma. Pero, como hemos dicho antes, lo normal es que tengan un color similar al marrón. 

Heces negras u oscuras

En ocasiones, pueden ir acompañadas de sangre. Esto es señal de que en algún punto del aparato digestivo de tu gato puede haber sangre. 

Heces amarillas

Cuando las heces de tu gato tienen un color parecido al amarillo,  quiere decir que no está digiriendo correctamente los alimentos que toma. 

Puede ser que sea problema del alimento que come y que no le siente bien, así que, para ello, es recomendable cambiar su alimentación durante unos días y ver si el color de sus heces varía. 

Textura de las deposiciones del gato

Por norma general, las heces de tu gato deben tener una textura más o menos uniforme

En ocasiones, pueden presentar mucosidad, podría ser indicativo de lesión gastrointestinal o patologías más graves, por lo que sería conveniente acudir a consulta con un veterinario para hacer un análisis más exhaustivo. 

Dura

Cuando las deposiciones de tu gato tienen forma de bolas duras y pequeñas, indica que puede estar estreñido. 

Blanda

La diarrea felina puede producirse después de haber introducido algún cambio significativo en su alimentación o como consecuencia de alguna intolerancia.  Amplia información en nuestro artículo “Enfermedad inflamatoria intestinal en gatos

Con gusanos o parásitos

En algún momento puede que te encuentres con pequeñas manchas blancas del tamaño de un grano de arroz que se mueven en las heces de tu gato. 

La presencia de estos parásitos y de sus larvas puede ser peligrosa para la salud de tu gato, por lo que se debe acudir al veterinario para que le proporcione el tratamiento antiparasitario adecuado y así evitar un bloqueo intestinal.

Si quieres saber más puede consultar nuestro post “Tipos de parásitos

En definitiva, cualquier cambio en la alimentación de tu gato puede producir una alteración en el aspecto de sus heces, por lo que es importante revisar durante un periodo de días seguidos para ver si siguen estos cambios. 

Ante cualquier duda, siempre es recomendable consultar a tu veterinario y, en caso de observar alguna de estas anomalías, acudir a él lo antes posible para que haga un diagnóstico profesional. Además, en Kivet puedes beneficiarte de nuestros servicios de Asesoramiento nutricional para mascotas y Analísis cropológicos en animales.

Recuerda que tienes más de 65 centros veterinarios Kivet entre España y Portugal con un equipo de más de 250 profesionales y servicios veterinarios especiales para atender a tu mascota junto a los Planes de Salud para gatos para mejorar su calidad de vida.

¿Quieres recibir los mejores consejos veterinarios?