Salud /

Cuidados especiales y Bienestar /

¿Cómo evitar que tu perro se maree en el coche?

¿Cómo evitar que tu perro se maree en el coche?

Han llegado el calor, las vacaciones y los fines de semana con escapada incluida. Y con todo ello, tu mejor amigo de cuatro patas te acompañará en todos estos momentos. Pero, ¿sabes si tu perro aguanta bien los viajes? ¿Está acostumbrado? Te dejamos unos consejos para hacer de los trayectos una buena experiencia y que disfrutéis de esos días al 100%, evitando cualquier “accidente”.

¿Por qué se marean los perros en el coche?

Antes de nada, para conocer bien el porqué tu mascota se marea, te explicamos las causas más habituales de los mareos caninos:

  • Mareo por movimiento. Al igual que los niños suelen marearse más en el coche que los adultos, a los perros y cachorros les pasa lo mismo. Los más jóvenes experimentan mareos con el movimiento porque la estructura del oído responsable del equilibrio no está completamente desarrollada todavía. Algunos perros son capaces de superar el mareo por movimiento con la edad, pero hay otros que no.
  • Estrés. Otros de los motivos del mareo canino puede ser el estrés o la angustia, especialmente cuando el destino del viaje en coche es al veterinario o la residencia canina, en vacaciones.

¿Cómo ayudar a tu perro a que no se maree en el coche?

Ten en cuenta que la mayoría de perros se marean más por ansiedad que por el movimiento del coche. Puedes ayudarle a perder el miedo al coche con estas pautas:

  1. Coche parado. Si tu perro no se ha montado nunca en un coche, acostúmbrale a subirse en él cuando esté parado. Sube y baja varias veces con él, juega cerca del vehículo, mete premios dentro del coche y juega con él a encontrarlos. 
  2. Arranca pero sin moverlo. Poco a poco intenta que tu perro se relaje dentro del coche en marcha.
  3. Trayectos cortos. Empieza a dar pequeños paseos, recorridos cortos para llevarle a sitios que le gusten. El objetivo es que el perro vea que no pasa nada.

Si aún así, no consigues que tu perro se relaje en los trayectos:

  • Pide consejo a tu veterinario. Puede recomendarte productos para evitar las náuseas y los vómitos. Estos productos ayudan a reducir los efectos del movimiento del coche. Pregúntale también por el uso de feromonas apaciguantes para ayudarle a estar tranquilo ante situaciones que le pueden causar estrés.
  • Evita darle de comer o beber en las 3 horas anteriores al viaje. Para evitar que tenga el estómago lleno de alimento.
  • Pasea un ratito antes de subir al coche. Para que haga sus necesidades.
  • Ventila el coche. En verano hace mucho calor en el interior del coche por lo que debes ventilarlo bien antes de subir. Si puedes, enciende el aire acondicionado un rato antes para que la temperatura sea agradable en el interior, pero recuerda que este aire no es bueno para ellos, por lo que es conveniente que bajes un poco las ventanas para que entre aire fresco del exterior durante el viaje.
  • Realiza paradas. Cada hora y media o cada 2 horas.
  • Hidrátalo. Lleva contigo una botella de agua para que pueda estar hidratado y para refrescarle en caso de que haga mucho calor.  
  • Calma al volante. Conduce con cuidado sin acelerones o brusquedad y muéstrate tranquilo sea cual sea su estado, si ves que tiene miedo o se marea no le regañes pero tampoco le acaricies ni lo premies.
  • Hazlo cotidiano. Viaja con frecuencia con tu perro para que la experiencia sea algo muy positivo para él y entre dentro de sus actividades cotidianas.

Y por último y no menos importante. Te recordamos que hacer uso de los transportines, arneses y barreras para el viaje, además de ser obligatorio por seguridad, también ayuda a limitar sus movimientos, de este modo se estresa menos y por tanto, se marea menos.

Te recordamos que si el problema del mareo persiste, y te pilla en el camino, tienes a tu disposición más de 65 clínicas veterinarias Kivet repartidas entre España y Portugal. Estés donde estés, siempre habrá un equipo de profesionales veterinarios dispuestos a ayudarte en todo momento.