Salud /

Cuidados especiales y Bienestar /

Mundo Kivet /

Actualidad /

¿Cómo afecta el confinamiento a las mascotas?

comportamiento en las mascotas en cuarentena

En el actual estado de confinamiento tanto los dueños y las mascotas están compartiendo mucho tiempo en casa, y el cambio que esto ha supuesto en la rutina habitual ha derivado en la aparición de problemas de comportamiento y de conducta de algunos animales de compañía.

La falta de estimulación, los paseos insuficientes y todo lo que implica estar en casa, ha desarrollado en las mascotas comportamientos compulsivos y estereotipias. Es cierto que cada animal tiene su propia capacidad de adaptación, pero son los de carácter inseguro o nervioso lo que más están sufriendo los cambios por el estado de alarma.

Síntomas de estrés en las mascotas

Lo que en principio parece beneficioso, estar más horas en casa y ofrecer más compañía al animal se puede estar convirtiendo en el origen de este estrés. ¿Has detectado alguno de estas conductas últimamente en tu animal?

  • Problemas en la piel por excesivo acicalamiento en los gatos.
  • Conductas repetitivas como recorrer el mismo trayecto.
  • Conductas compulsivas como jadeos.
  • Se persigue excesivamente la cola.

Si la respuesta es afirmativa, entonces es posible que tu animal esté sufriendo esta situación.

¿Qué produce este estrés?

Por un lado, la atención excesiva por parte de los dueños o la familia puede generar a la mascota mucha tensión y nerviosismo al no entender la nueva situación y ser utilizado como medio para combatir el aburrimiento. Incluso ser fuente de entretenimiento dándole cepillados constantes, revisiones, limpiezas diarias, juegos a deshoras, sobrealimentación…, todo esto comporta una hiperestimulación negativa para el animal.

Si además en el hogar hay niños, esto puede agravar aún más la situación, pues ellos también se ven afectados con el confinamiento y tienden a acosar e increpar inocentemente a los animales de casa. Por lo que el nivel de estrés sube y manifiestan miedos o trastornos con consecuencias graves, como no alimentarse bien, pérdida de apetito, etc.

Dicho lo anterior, es importante recordar a los más pequeños de la casa que deben respetar el espacio de la mascota y su descanso. Es incluso recomendable, que la mascota tenga una zona reservada donde se sienta segura y esté prohibido el acceso a los niños.

¿Qué podemos hacer para mejorar la conducta de nuestras mascotas?

Es importante recordar, que esta situación pasará y que volveremos a salir y estar mucho tiempo fuera de casa. Y esta vuelta a la normalidad, también la notarán nuestras mascotas.

Una de las consecuencias que la mascota puede desarrollar con el fin del confinamiento y con esta vuelta a lo cotidiano es el estrés por separación.

Para intentar que esto no suceda y que tu mascota sobrelleve lo mejor posible este periodo y el que vendrá después, debes seguir las siguientes recomendaciones:

Dosificar la atención

Intenta racionar la atención a la mascota mientras dure el confinamiento, y cuando finalice, sigue atento a su comportamiento sobre todo las primeras semanas. Idealmente habría que ir separándose de ella de manera progresiva y no dejarla muchas horas sola durante los primeros días.

Distribuir el tiempo de juego

También es apropiado gestionar la hora del juego dentro de una normalidad, así podrá liberar tensión y actividad. Una buena práctica son los juegos de olfateo, esconder trozos de snacks o premios en rincones de la casa mantendrán su mente ocupada.

Vigilar su alimentación

Igual sucede con la comida, la mascota debería seguir estas recomendaciones de nutrición durante el confinamiento donde se aconseja el controlar el peso y la cantidad de comida que come.

Intentar mantener la rutina

Finalmente, intentar cumplir con unos horarios normales de descanso, comida y juego. Esto ayudará a que la incorporación a la vida normal sea mucho más progresiva.

Con paciencia y siguiendo estas indicaciones, medidas preventivas y consejos oficiales, todos podemos contribuir a que nuestras mascotas estén felices y disfruten de tu compañía durante este tiempo.

En cualquier caso, si el caso se agrava siempre debes acudir a un profesional y ponerte en contacto con un etólogo o adiestrador que pueda darte las pautas correctas junto con las recomendaciones de tu veterinario habitual.

En Kivet Clínicas Veterinarias, seguimos comprometidos con la salud de las mascotas y por eso nuestros centros siguen abiertos de acuerdo a las necesidades locales de cada zona. Si detectas algún problema de salud en tu mascota como el que te hemos contado en este artículo, no dudes en acudir a visitarnos.