Cuidados especiales y Bienestar /

Salud /

Descubre qué hacer si te encuentras a un erizo

cuidados-y-medidas-si-te-encuentras-a-un-erizo

Los erizos son pequeños mamíferos nocturnos  que se encuentran fácilmente en muchos lugares del mundo. 

Aunque su aspecto adorable puede incitar a tenerlos como mascota, es importante que tengas en cuenta que los erizos no son domésticos, sino que son silvestres y que su tenencia en España es ilegal. 

Si te encuentras un erizo en la naturaleza o en tu jardín, es importante saber cómo interactuar con ellos adecuadamente y qué cuidados y acciones tomar para garantizar su bienestar y el tuyo. 

A continuación, te contaremos qué debes hacer si te encuentras un erizo y cómo protegerlos. 

Observa desde lejos

Si te ves un erizo, lo primero que debes hacer es mantener una distancia respetuoso y observar desde lejos. Como hemos comentado anteriormente, los erizos son animales silvestre y, a pesar de ser inofensivos, pueden asustarse fácilmente si te acercas demasiado o los persigues. Permíteles seguir con sus actividades y comportamientos naturales sin intervenir pero velando por su seguridad. 

Llama a las autoridades competentes

Si por el contrario, encuentras un erizo herido, enfermo o en peligro, es de vital importancia avisar al Seprona o a un centro de rescate de vida silvestre. Ellos estarán mejor preparados para evaluar la situación y brindar los cuidados necesarios al erizo. 

Recuerda, nunca intentes cuidar de un erizo enfermo o herido por ti mismo, ya que requiere conocimientos y experiencia específicos. 

No toques al erizo sin protección

Aunque generalmente los erizos son inofensivos, su principal método de defensa es enrollarse en una bola y exponer sus espinas. 

Si para salvar la vida del animal los agentes encargados del caso te indican que debes tocar al erizo, usa guantes gruesos o una tela protectora para evitar lesiones.  

Busca un refugio seguro

Si el erizo parece estar herido, enfermo o desorientado es mejor no intervenir directamente. 

En cambio, mientras llega el Seprona o el centro de rescate, puedes proporcionar un refugio seguro y tranquilo cerca de donde lo encontraste. Esto permitirá que el erizo se recupere o vuelva nuevamente a su hábitat natural. 

No intentes alimentarlo

Los erizos son insectívoros y tienen una dieta específica y alimentarlos con alimentos inadecuados puede ser perjudicial para su salud. 

Evita darles leches, pan o cualquier otra comida que no forme parte de su dieta natural.

Si quieres conocer más sobre la alimentación de los erizos, puedes echar un vistazo a nuestro artículo “Qué comen los erizos

¿Es legal tener un erizo como mascota en España?

Tal y como hemos comentado antes, tener un erizo como mascota en España es ilegal. Según el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras se prohíbe la adopción del erizo y de sus diferentes subespecies. 

En general, en nuestro país no se pueden adoptar especies silvestres ya que los animales que encontramos en el campo podrían tener enfermedades y además están sin domesticar, por lo que la vida en cautividad podría tener graves efectos en ellos. Esto quiere decir que, si alguna vez encuentras un erizo u otro animal silvestre y decides llevártelo a casa estarás infringiendo la ley y podría tener consecuencias legales. 

Cuidados básicos para cuando te encuentras a un erizo

En caso de que te hayas detectado a un erizo y estés esperando a que las autoridades locales se hagan cargo, es importante que tengas en consideración los siguientes aspectos relativos a su cuidado y necesidades básicas. 

Proporciona un hábitat adecuado

Ya que los erizos deben habitar en una jaula y sólo pueden andar libremente en convivencia con humanos en momentos muy específicos, es importante proporcionarle una jaula de dimensiones adecuadas. Puedes añadir además sustrato adecuado para que puedan escarbar y esconderse como si estuvieran en la naturaleza mientras que se resguardan de la luz natural. 

Además, son sensibles a los ruidos fuertes y tienden a sufrir estrés, por lo que no son recomendables en hogares en los que ya hay otra mascota o niños.

Revisa la temperatura y humedad

Los erizos son sensibles a las temperaturas extremas por lo que es conveniente mantener su hábitat en una temperatura estable de entre 23 a 25 grados y evitar corrientes de aire frío. En cuanto a la humedad, debe ser moderada y oscilar entre el 40% o 50%.

En resumen, si ves a un erizo, obsérvalo de lejos y en ningún momento influyas en sus actividades, pero en cambio, si notas que está enfermo o mal herido, es fundamental que sigas los pasos que te hemos comentado anteriormente para velar por la vida de este pequeño mamífero.

Los erizos son animales únicos y atractivos, pero también son animales muy sensibles que requieren una atención específica, de ahí que los veterinarios de animales exóticos sean quienes mejores valoren su estado de salud.

¿Quieres recibir los mejores consejos veterinarios?