Salud /

Cuidados especiales y Bienestar /

¿Por qué le huele el aliento a mi perro?

causas de la halitosis canina

¿A quién no le gusta llegar a casa y ser recibido con emoción, saltos de alegría y lametazos al aire? Tu perro te colma de momentos únicos y las muestras de cariño. Pero puede llegar el momento en el que le abraces y notes que su aliento no tiene un olor muy agradable. ¿Cual puede ser la causa? ¿Cómo puedes hacer para evitarlo? En el post de hoy te contamos a qué se puede deber el mal aliento de tu perro. ¡Sigue leyendo!

Causas de la halitosis canina

Esta halitosis canina puede ser provocada por otras causas a parte de la acumulación de sarro como ya habíamos visto. ¿Quieres saber en qué enfermedades la halitosis canina puede formar parte de sus síntomas?

  • Mala higiene dental
    Si tu perro no tiene una limpieza dental frecuente, la acumulación del sarro en sus dientes incrementará su mal aliento. Además, debido a la mala higiene dental, puede darse la aparición de infecciones bacterianas o incluso, fúngicas en la boca, siendo la enfermedad periodontal la más común. Todas estas patologías acostumbran a desarrollar un mal aliento en nuestro perro que empeora si no iniciamos el tratamiento adecuado.
  • Problemas respiratorios
    Los problemas respiratorios pueden ser producidos por una inflamación de los conductos nasales, rinitis o sinusitis, etc. Y pueden ser una de las causas de la halitosis. En estos casos el perro debe presentar otros síntomas propios como: estornudos muy seguidos, nariz tapada y por lo tanto respirar siempre por la boca, mayor presencia de secreción nasal, pérdida del apetito, entre otros.
  • Diabetes canina
    Si tu perro tuviera diabetes, incluida la halitosis, aparecen otra serie de síntomas que te permitirán detectarla, como por ejemplo: bebe más agua y come más de lo normal, orina más de lo habitual en vuestros paseos…
  • Problemas gastrointestinales
    Si tu perro sufre de esofagitis es fácil que se produzca halitosis debido a las posibles regurgitaciones.

Ante cualquier situación semejante a las descritas, lo recomendable es acudir a tu centro veterinario para que puedan revisar que está fuera de todo peligro. 

¿Cómo puedes evitar el mal aliento de tu perro?

Como vimos en el artículo sobre la importancia de una limpieza dental de tu perro, el mal aliento es uno de los síntomas de la acumulación de sarro en sus dientes. Una correcta limpieza dental diaria y limpiezas anuales en el veterinario evitarán la halitosis, pero podemos hacer algo más:

1. Cuida su alimentación

Existe una serie de alimentos especiales que ayudan a combatir la placa bacteriana, alimentos específicos que evitan la pronta aparición de dicha placa. El tamaño de la croqueta del alimento también influye ya que cuanto más grande sea la croqueta, más tiene que mascar el animal, por lo que se llevará consigo restos depositados.

2. Snacks saludables

A la hora de premiarle, procura darle premios con propiedades específicas para la salud de los dientes.

3. Complementos antisarro

Puedes ayudar a la prevención del sarro con productos especiales que se añaden al agua del bebedero.

4. Juguetes masticables

Fomentan la masticación para que el perro, al frotar la superficie de sus dientes contra la del juguete, elimine la acumulación de la placa bacteriana.

5. Visita a tu veterinario Kivet

Visita regularmente a tu veterinario para que pueda hacer una revisión de sus dientes. Él podrá aconsejarte qué método es el más adecuado para mantener su salud dental 100% sana o valorar si es necesaria una limpieza dental.

6. Limpieza dental veterinaria

Si el sarro ya se ha asentado en su dentadura, es muy probable que el problema vaya a más. En ese caso, una limpieza veterinaria dejará los dientes de tu perro limpios y sanos.

Ahora que ya sabes las causas del mal aliento en perros te resultará más fácil identificar si tu perro tiene algún problema. ¡Ante la más mínima sospecha tráelo a tu clínica veterinaria Kivet más cercana!