Disfruta de tu Mascota /

Salud /

Diferencias entre un plan de salud y un seguro para mascotas

Diferencias entre un plan de salud y un seguro de mascotas

¿Te has preguntado en qué se distinguen un Plan de Salud y un seguro para tu mascota más de una vez? No te preocupes, cuando termines de leer este post, no te quedará ninguna duda.

Lo primero que tienes claro es que la principal diferencia entre ellos es que:

  • El plan de salud sirve para gastos preventivos planificados.
  • El seguro de salud cubre gastos imprevistos.

Aquí te explicamos en detalle las diferencias, y cómo elegir el mejor en cada caso.

Plan de Salud Kivet

Con el plan de salud Kivet planificas los gastos anuales necesarios para vacunas, desparasitaciones y otros tratamientos preventivos, de forma que sabes cuánto te vas a gastar cada año en ellos. De esta manera mejoras la calidad de vida de tu mascota gracias a la mejor medicina preventiva.

Para elegir tu plan de salud, confía en los planes de salud Kivet:

Las vacunas que tu mascota pueda necesitar: como no todas las mascotas son iguales, sus protocolos de vacunación también son individualizados para su edad y estilo de vida.

✅ Las desparasitaciones internas recomendadas por tu veterinario Kivet, y un descuento para el resto de desparasitaciones.

✅ Para los más jóvenes, incluir el microchip y toda la documentación necesaria para tener todo en regla. 

✅ Los planes de salud Kivet incluyen consultas gratuitas: 5 en el plan prevención, e ilimitadas en el plan bienestar. Podrás usarlas para visitas de prevención o para visitas relacionadas con enfermedad o accidente. 

✅ Los planes de salud de prevención de Kivet además ofrecen descuentos en muchos otros servicios, como en la esterilización de tu mascota, en limpiezas bucales o en peluquería. Si eliges el plan de salud bienestar los descuentos y coberturas serán aún mayores.

✅ Además, por tener un plan de salud Kivet, te daremos un descuento extra en todas las campañas de salud que lancemos.

Seguros de mascotas para clientes Kivet

¿Te has preguntado alguna vez qué harías si tu perro o tu gato tuvieran un accidente o se pusieran enfermos, y tuvieras que afrontar facturas veterinarias cuando menos te lo esperas? ¿Y si la factura fuera de 2.000€, o si tuvieras que gastar 100€ al mes durante el resto de la vida de tu mascota?

¿Te gustaría tener la tranquilidad de saber que tu mascota va a recibir los mejores cuidados, mientras mantienes bajo control los gastos relacionados con su salud? 

Al no existir un Sistema Nacional de Salud para mascotas, los gastos relacionados con su salud corren de tu parte. Con el seguro de salud para mascotas puedes estar tranquilo, ya que los gastos por consultas, pruebas diagnósticas, medicinas, cirugías y tratamientos están cubiertos, de manera que solo tienes que preocuparte por cuidar de tu peludo mientras se recupera, y no darle vueltas a cuánto te va a costar poder darle la mejor medicina veterinaria posible. 

Con el seguro de salud tienes acceso a un “fondo” anual, que se usa en caso necesario para gastos imprevistos en el veterinario si tu peludo ha tenido un accidente o enfermedad. Este seguro te ofrece el límite más alto del mercado, 3.000€, que además se repone cada año tras su renovación. Incluso en el caso de que tu mascota contrajera una enfermedad crónica (es decir, una enfermedad que tiene para toda la vida, como pueden ser una alergia de piel o la diabetes, por ejemplo), el seguro le seguiría cubriendo año tras año, y en cada renovación se “rellenaría” el bote de nuevo.

Elige tu seguro de salud:

Cobertura de por vida: una vez contratado, tu mascota estará cubierta de por vida, solo tienes que renovar anualmente. 

Coberturas renovables: cada año que finaliza los límites de gasto se renuevan, como si empezaras tu cobertura de nuevo, y se siguen cubriendo las enfermedades que ya han sido aprobadas. 

Cobertura de enfermedades congénitas y hereditarias: generalmente estas enfermedades no se cubren, ellos sí las cubren.

Posibilidad de contratarlo al inicio de la vida de tu mascota: cuanto antes contrates tu seguro, menos probable será que tu mascota desarrolle una enfermedad previa a su cobertura, que pasaría a ser pre-existente y no estar cubierta por ningún seguro. Puedes contratar tu póliza desde las 8 semanas.

Coberturas extensas: medicamentos, fisioterapia, y un sinfín más de tratamientos recomendados por veterinarios. 

El mejor precio: no es necesario pagar un dineral, puedes contratar una póliza desde 99€.

Poder elegir a tu veterinario: tienes la libertad de acudir al veterinario que tú prefieras, recibiendo un reembolso del 80% de tus gastos veterinarios. Si además acudes a tu veterinario Kivet, el reembolso será del 100%. 

¿A qué estás esperando? Solicita ya una cotización de Seguros en su web, y contacta con nuestras clínicas Kivet para contratar un plan de salud y ¡empieza a disfrutar de la tranquilidad de tener a tu peludo asegurado!