Vacunación /

Antiparasitarios /

Cuidados antiparasitarios /

Vacuna contra la leishmaniosis canina: todo lo que debes saber

vacuna contra leishmania

Cómo ya sabes, la leishmaniosis es una enfermedad parasitaria muy grave que puede llegar a ser mortal si no se diagnostica o se trata a tiempo. La enfermedad se transmite por la picadura de unos insectos, los flebotomos, y las especies que pueden infectarse son:

  • Perros
  • Gatos
  • Zorros
  • Liebres
  • Lobos
  • Chacal
  • Gineta
  • Lince entre otros animales salvajes.
  • Además del ser humano. Por ello es considerada una enfermedad zoonósica.

Ya te hemos contado que uno de los mejores tratamientos para la prevención de esta enfermedad es la aplicación de antiparasitarios como collares y/o pipetas para evitar que tu animal sea picado por el flebotomo.

Pero existe otro método de prevención que pueda ayudarnos para evitar que tu perro pueda contraerla: la vacuna contra la Leishmania.

A continuación, te explicamos más sobre ella. ¡Toma nota!

¿Vacuna contra la Leishmania sí o no?

Además de usar los antiparasitarios para evitar que contraiga Leishmania, la vacuna puede ayudar en este proceso aumentando la barrera al flebotomo.

Esta vacuna estimula el sistema inmunitario del perro para que, en caso de que el flebotomo le pique y le transmita la Leishmania, su sistema inmunitario sea más fuerte frente a esta enfermedad.

En otras palabras, el objetivo de la vacuna es buscar que el perro se haga más resistente a la enfermedad: se inoculan proteínas de Leishmania que no pueden llegar a desarrollarse. Por lo tanto, no hay peligro.

Efectos secundarios de la vacuna de la leishmania

Normalmente, no se presentan efectos secundarios y excepcionalmente se ha visto una pequeña hinchazón y/o picor en la zona donde se le ha inoculado la vacuna que desaparece a las pocas horas sin ningún tipo de secuela.

La vacuna contra la Leishmania se inocula a perros cuyos resultados frente a las pruebas de Leishmania han dado negativo y se puede hacer en perros de más de 6 meses. Una vez inoculada la vacuna, tu mejor amigo estará protegido frente a la Leishmania a partir de los 28 días y su efecto es de un año desde la fecha de inoculación.

Posteriormente, una vez pasado este año, como protocolo veterinario, se realizarán las pruebas de diagnóstico de leishmaniosis y una vez confirmado que el perro ha dado negativo en las pruebas se volverá a proceder a la vacunación.

¿Qué hay de las autovacunas?

Las autovacunas son un tratamiento inmunológico de prescripción veterinaria que consisten en la extracción de una muestra de tu mascota, para así crear una vacuna específica para su Leishmania, lo que permitirá que el sistema inmune de tu mejor amigo pueda tener una respuesta más eficaz.

Si quieres saber más sobre esta enfermedad, te aconsejamos que repases los siguientes artículos:

En Clínicas Kivet contamos con los mejores profesionales veterinarios especialistas para cuidar la salud de tu mascota. Recuerda que nuestros planes de salud incluyen el test y un descuento en la vacuna de la Leishmania.