Salud /

Cuidados especiales y Bienestar /

5 razones por las que tu perro se lame las patas

Motivos por los que tu perro se lame las patas

No es inusual que un perro se lama las patas constantemente. Sin embargo, puede ser difícil determinar la causa subyacente del problema. ¿Es un problema médico o de comportamiento? ¿Está el lamer causando una molestia o está ayudando a aliviarla? En este post vamos a intentar desvelar el misterio.

¿Por qué tu perro se lame las patas?

Cada vez que hay un “comportamiento” en juego, es importante descartar cualquier razón médica que explique el mismo. Si se descartan todas las cuestiones médicas, entonces el problema puede abordarse como un trastorno de conducta y se pueden emplear técnicas de corrección conductual. A continuación, te contamos las principales causas por las que un perro se lame mucho las patas.

  1. Dolor

    Cuando un perro de repente comienza a lamer mucho sus patas suele ser indicativo de dolor, especialmente si sólo está lamiendo una de sus patas. El dolor en esa área puede ser causado por cualquier cosa, como heridas, picaduras de insectos, porque se ha clavado una espina o un trozo de cristal, una uña rota, etc. Si no ves nada, no lo ignores. Lleva a tu mascota al veterinario lo antes posible. Algunas veces puede haber algo que esté sucediendo a un nivel más profundo, como un tendón/ligamento o algún tipo de inflamación o fractura, especialmente si el lamido está acompañada de cojera.
  2. Alergia o infección

    El lamido crónico se atribuye a infecciones secundarias por levaduras, éstas pueden ser la causa primaria o bien ser secundaria a alergias ambientales (atopia) en cuyo caso la piel está más débil y es más propensa a sufrir este tipo de infecciones. Para detectar la causa del prurito se haría citología de la zona interdigital en busca de levaduras y en casos de sospecha de atopia, se siguen los criterios de Favrot y para mayor certeza “skin test”.
  3. Aburrimiento

    Antiguamente los perros estaban acostumbrados a caminar y cazar hasta 10 horas al día. Hoy en día esto no es así y los perros con mucha energía pueden frustrarse y, a menudo, mostrar comportamientos destructivos como lamerse en exceso las patas. Por lo que deberías darle paseos más largos, proporcionarle juguetes (tipo Kong) para enriquecer su ambiente y cambiar de juguetes periódicamente. Además de jugar más con él para que no se aburra.
  4. Ansiedad

    Los perros ansiosos pueden encontrar alivio lamiéndose excesivamente. Las causas de dicha ansiedad pueden variar desde ansiedad por separación hasta trastornos obsesivo-compulsivos. Seguro que entiendes mejor el acto reflejo de lamerse o morderse las patas si lo comparas con el fenómeno humano de morderse las uñas. Otros perros pueden lamerse las patas antes de acostarse o lamerse hasta dormirse. Esta es su manera de relajarse y calmarse. Si no hay enrojecimiento o hinchazón, no debe ser una preocupación.
  5. Pulgas o garrapatas

    La saliva de la pulga y garrapatas causan un picor muy fuerte que puede llevar a que se lama y mordisquee compulsivamente sus patitas. La afección puede empeorar aún más si tu perro es alérgico a las pulgas. Además de usar antiparasitarios, asegúrate de eliminar las pulgas de tu casa y procura evitar que vuelvan a aparecer manteniendo la limpieza de tu hogar.
Ya sabes que ante cualquier comportamiento extraño en tu mascota no debes dudar en acudir a nuestras clínicas veterinarias Kivet donde nuestro personal estudiará cada caso en profundidad.