Vacunación /

Enfermedades /

Glosario Enfermedades /

Leucemia felina: qué es, síntomas, tratamientos y vacuna

leucemia felina

Esta enfermedad está producida por un virus llamado “virus de la leucemia felina” (FeLV). Este virus tiene presencia en líquidos corporales del animal tales como orina, saliva e incluso en las heces.  

Si el animal ha sido infectado, en la mayoría de los casos, el sistema inmunitario del gato no puede combatir con el virus, llegando a enfermar gravemente y produciéndole la muerte. Lamentablemente esta enfermedad no tiene cura, por eso, la prevención y el control se convierte en factor fundamental. 

A continuación, las respuestas a las preguntas más frecuentes sobre la leucemia felina ¡Toma nota!:

¿Cómo se contagia la leucemia felina?

Cualquier gatopuede ser infectado por el virus, pero el riesgo de infección dependerá de:

  • La edad del gato
  • Estado de salud
  • Hábitos

El virus no infecta a otros animales domésticos y tampoco a seres humanos y además, no sobrevive fuera del cuerpo del gato, por lo que para que un gato se infecte es necesario un contacto estrecho con otros felinos, realizando acicalamientos, mordeduras… o teniendo contacto con cualquier herida del animal infectado.

El virus suele ser contagiado principalmente por la madre a sus gatitos en su embarazo y en el periodo de lactancia de los gatitos. Pero como hemos mencionado anteriormente también puede contagiarse por medio del contacto directo o estrecho con fluidos corporales.

¿Qué ocurre cuando el virus entra en contacto con un gato?

Podemos distinguir 3 situaciones:

  1. El sistema inmunitario del gato elimina el virus antes de que pase a ganglios o sangre.
  2. El virus se multiplica sin que se desarrollen defensas afectando al sistema inmunitario del gato a través de la sangre y saliva, provocando leucemia. Si este fuera el caso, el gato sería propenso a padecer diferentes enfermedades y su esperanza de vida ser vería reducida. 
  3. El gato desarrolla anticuerpos, pero el virus llega a la médula ósea u otros órganos donde se queda en letargo. No suele afectar al gato aunque con el tiempo puede reactivarse.

Una vez visto las posibles situaciones, es hora de conocer los síntomas.

¿Cuáles son los síntomas de la leucemia felina?

Los síntomas de leucemia en gatos más comunes son:

  • Fatiga, cansancio y somnolencia.
  • Anemia.
  • Inapetencia y deshidratación.
  • Letargia e inactividad.
  • Pérdida de peso y en consecuencia anorexia.
  • Fiebre.
  • Hipotermia.
  • Convulsiones.
  • Diarrea.
  • Dolor.
  • Pérdida de piezas dentales.
  • Lesiones en la piel y empeoramiento de la calidad del pelo.
  • Falta de aseo y puede dejar de usar su arenero.
  • Problemas renales, gastrointestinales y respiratorios.
  • Ictericia.
  • Gingivitis.
  • Inflamación de los ganglios linfáticos.
  • Estomatitis.
  • Infecciones virales y bacterianas.

Estos son muchos de los síntomas que un gato puede mostrar al padecer leucemia, pero no todos aparecen en el mismo cuadro, todo depende del estado de salud del gato en general.

¿Cuáles son las enfermedades que pueden padecer los gatos con leucemia?

  • Incontinencia urinaria.
  • Linfoma medianístico, linfoma espinal y /o linfoma multicéntrico.
  • Fibrosarcoma.
  • Anemia.
  • Ceguera.
  • Leucemia linfoide.
  • Inmunosupresión e inmunodeficiencia.
  • Oncogenicidad.
  • Vasculitis sistémica.
  • Glomerulonefritis.
  • Poliartritis.
  • Reabsorción.
  • Enteritis.
  • Estomatitis.
  • Calicivirus felino.
  • Midriasis.
  • Disfunción nerviosa.
  • Infecciones progresivas.
  • Endometritis bacteriana.
  • Otros.

¿Cómo se diagnostica la enfermedad?

Ante cualquier síntoma de los anteriores expuestos en el post, acude a tu clínica lo antes posible para que puedan realizarle un examen veterinario de salud y realizarle las pruebas pertinentes como:

  • Test de leucemia felina junto con un hemograma. Mediante un simple análisis de sangre podremos determinar la presencia del virus de la leucemia felina en nuestro gato.

Otras de las pruebas que se realizan son:

  • ELISA: prueba donde a través de una muestra de sangre del gato, se busca la presencia del antígeno. Tras 2/3 semanas se puede confirmar si es positivo.
  • IFA (inmunofluorescencia indirecta): se realiza para confirmar positivos de la prueba ELISA.
  • PCR: esta prueba también está incluida como prueba de detección de leucemia felina, pero no es tan recurrente en las clínicas veterinarias. Esta prueba detecta material genético del virus en células afectadas en sangre y en otros tejidos.

Por último, si tu gato es de los que salen a la calle es recomendable que realices la prueba anualmente, por si hubiera entrado en contacto con otros gatos que pudieran estar infectados.

¿Cuál es el tratamiento de la leucemia? 

Si un gato padece leucemia, con las revisiones veterinarias rutinarias y el tratamiento administrado puede llevar una buena calidad de vida. La medicación suministrada por el veterinario dependerá de cada gato y de qué tipo de enfermedad padezca causada por la leucemia. Su alimentación también juega un papel muy importante y el veterinario puede llegar a recomendar una dieta específica.

Y como medida de prevención contra la propagación de leucemia, evita que tu gato salga fuera de casa y que tenga contacto con otros gatos.

¿La vacuna contra la leucemia felina es eficaz?

Ten en cuenta que esta vacuna contra la leucemia solo tendrá efecto en gatos que son negativos a esta enfermedad. Si el gatito es pequeño, debemos administrar la vacuna cuando cumpla los 4 meses para evitar interferencia con anticuerpos maternales. Y tras la primera administración, será necesario realizar una segunda dosis tras 21 días. La vacuna de leucemia es una de las herramientas clave para evitar la enfermedad y para prevenirla.

Repasa el calendario de vacunación de tu gato, para asegurarte que todo está en orden.

Protocolo de vacunación felina Kivet

¿Cuál es la esperanza de vida de un gato con leucemia felina?

En el caso de los gatos adultos con leucemia, durante varios años podemos notar que el gato parece sano aunque padezca esta enfermedad. En cambio, en gatitos la enfermedad lamentablemente se desarrolla con mucha velocidad.

No hay una estimación de tiempo de vida concreta para un gato que padece leucemia, ya que todo va a depender —como hemos comentado al principio—, de las características del gato. Pero sí podemos confirmar que se produce una alta mortalidad cuando la padecen.  Pero sin lugar a dudas le puedes brindar a tu gato una buena calidad de vida, y equipo de clínicas Kivet velará para que así sea.

En Clínicas Kivet contamos con los mejores profesionales veterinarios especialistas en la salud de tu mascota. Recuerda que tienes más de 65 centros veterinarios Kivet entre España y Portugal con un equipo de más de 250 profesionales especializados en medicina felina.