Mundo Kivet /

Historias Kivet /

El misterioso caso de Ratona, la perrita robada

Historia del robo de una perra

Hoy te queremos contar una historia muy emotiva que tuvo lugar en nuestra clínica veterinaria Kivet de Platja D´Aro en Gerona. ¡No te la pierdas!  

  • Nombre: Ratona
  • Especie: Perro
  • Edad: 5 años
  • Caso: Perra robada

La increíble historia de Ratona

Ratona es una perrita de raza Yorkshire de 5 años que ha tenido una vida algo ajetreada en los últimos tiempos.

La conocimos gracias a que una clienta acudió a la clínica para realizar un cambio de propietario. ¡Hasta aquí todo normal! Pero la persona en cuestión, no quería dar muchos datos sobre el origen del perro y eso nos pareció un poco sospechoso.  

Le pedimos su teléfono, el número de chip y la citamos para otro día ¡e inmediatamente nos pusimos a investigar! Al introducir los datos en el registro de animales vimos que la información que aparecía era de una persona que residía en Valencia. Nuestras sospechas se confirmaron cuando nos pusimos en contacto con ella, al contarle lo sucedido rompió a llorar y nos dijo:

Nos contó que esa perrita se la habían robado en Valencia hacía dos años, que denunció el robo  en su momento y que  la buscó sin descanso pero que nunca llegó a tener noticias.  

Para más inri, también nos dijo que en el momento en que le robaron a Ratona, ella estaba embarazada y que había perdido al bebé del disgusto de  haber extraviado a su perrita. Sus palabras nos emocionaron a todos, y más aún al saber que estábamos a un paso de devolverle a su querida Ratona.

Finalizamos la llamada tranquilizándola y pidiéndole la denuncia y la documentación de Ratona. Y el destino nos guardaba aún una sorpresa más, antes de colgar nos dijo que volvía a estar embarazada, ¡seguro que era una señal!

¿Cómo se resolvió el caso de Ratona?

En cuanto colgamos nos pusimos en contacto con la policía para informarles sobre el caso y estudiar la mejor  manera de recuperar a Ratona.  En seguida se personaron en nuestro centro, revisaron la documentación y nos instaron a citar de nuevo a la persona que tenía a Ratona.

A partir de aquí los hechos se sucedieron muy rápido y con total normalidad ya que esta persona acabó por enteder la situación.

Lo mejor fue cuando llamamos de nuevo a su dueña en Valencia y le dijimos:

Y no hay palabras para contar ese reencuentro, podéis ver ese momento en este vídeo:

Como podéis comprobar, un cúmulo de emociones difíciles de controlar. Este ha sido uno de los días más conmovedores que hemos vivido en Kivet Platja d´Aro.

Clínica Kivet donde se le atendió

Clínica Kivet donde se le atendió

Gracias al equipo de profesionales que trabajan en Kivet, Ratona pudo volver con la familia que la había criado y tanto la echaba de menos. ¿Has visto lo importante que es identificar a tu mascota con un microchip? Nuestros planes de salud incluyen el chip y el alta, ¡infórmate ahora!