Nutrición /

Alimentación Natural /

¿Qué frutas y verduras pueden comer tus mascotas en verano?

Alimentación en verano: verduras y frutas aptas para tu mascota

En los días de verano, nuestros hábitos de alimentación cambian. El cuerpo nos pide comida más ligeras y más hidratación. Pero, ¿qué pasa con la dieta de las mascotas en verano? En este post te vamos a contar cómo debería ser la alimentación de tu mascota durante el verano. ¡Presta atención! 

El agua es el nutriente más importante ya que es el que ingerimos en mayor cantidad todos los días y aquel a cuyo déficit somos más sensibles. Por eso es tan importante que tu mascota beba agua en verano. 

Es esencial que tu mascota tome suficiente agua diariamente para: 

  • Hidratarse.
  • Refrescarse. 
  • Protegerse de las altas temperaturas.

Este agua puede consumirse de dos maneras diferentes: 

  • Con la comida. El alimento húmedo es especialmente útil, sobre todo en los gatos, ya que es una forma muy eficaz de tomar más agua.
  • Bebiendo. Una manera divertida de ofrecer agua adicional a nuestra mascota es hacerle cubitos de hielo  o helados, simplemente con agua o haciendo antes un caldo que se puede preparar cociendo cualquier tipo de carne o verdura  incluso con las propias croquetas de comida previamente disueltas en el agua.

También se les pueden dar frutas y verduras, que son además un buen complemento alimentario, ya que aportan fibra, minerales y vitaminas. 

Son, asimismo, ‘las golosinas’ ideales si tu mascota está por encima de su peso ya que contienen pocas calorías y ayudan a saciar. 

¿Qué cantidad de frutas y verduras le puedo dar a mi mascota?

El total de frutas y verduras no deben superar el 10% de la ración total diaria, para no desequilibrar su comida. 

¿Qué frutas y verduras pueden comer los perros y los gatos?

Puedes darles casi cualquier tipo de fruta o verdura, pero evita siempre darles las semillas o huesos (hay que quitarlos antes de dárselos). 

Como ejemplos de frutas en verano: 

  • Melón.
  • Sandía.
  • Fresas.
  • Melocotones.
  • Pera.
  • Manzana.
  • Frutas tropicales (como la piña, la papaya o el mango). 

Ejemplos de verduras: 

  • Zanahorias. 
  • Judías verdes.
  • Guisantes.
  • Calabacín. 
  • Espárragos. 
  • Pepino…

 Lo mejor es ir variando ya que así verás también cuáles les gustan más.

Independientemente de la época del año que sea debes evitar darle a tu mascota: 

  • Aguacate. 
  • Cebolla.
  • Puerros.
  • Uvas (y las pasas). 
  • Ajos. 
  • Patatas crudas. 
  • Tomates verdes.
  • Semillas (incluyendo como hemos visto las contenidas en las frutas que les des.
Y como siempre, ante la duda acércate a tu clínica veterinaria Kivet más cercana ¡y consulta a tu veterinario!