Salud /

Cuidados especiales y Bienestar /

5 consejos para controlar el exceso de peso de mi gato

5 consejos para controlar el exceso de peso de mi gato

¿Tiene tu gato sobrepeso? Lo cierto es que es tan común que los gatos tengan exceso de peso,  que puede que ni siquiera te des cuenta de que el tuyo puede estar en riesgo de padecer obesidad. Sufrir esta condición corporal es un asunto serio  que va a afectar a la calidad y esperanza de vida de tu gato, pudiendo además predisponerle a padecer problemas articulares, diabetes y otras enfermedades.

Si tienes dudas, consulta con tu veterinario para saber si tu gato está pasado de peso.

Si no está en su peso ideal, no desesperes. Al igual que con las personas, el peso de tu felino es consecuencia de dos aspectos principales: cuánto come y cuánto ejercicio hace. Afortunadamente, puedes actuar  sobre ambos factores. Desde Kivet, te sugerimos tomar estas medidas para ayudar a tu gato, tanto si tiene sobrepeso como si no:

1. Controla su ración total diaria y divídela en varias comidas. Dale varias comidas pequeñas durante el día, en lugar de una o dos, combinando alimento húmedo y seco. En este artículo te enseñamos a cómo elegir la alimentación adecuada para un gato.

2. Si tu gato está esterilizado dale una alimentación específica. Los gatos con esta condición muestran mayor apetito y tienden a comer más. Así que debes estar atento.
3. Juega con él y procura que haga ejercicio. Un poco de movimiento diario le vendrá muy bien. Si no está acostumbrado, puedes empezar con sesiones suaves e ir aumentando el tiempo de juego lentamente.
4. No le des las sobras de tu comida. Mantén a tu gato alejado de la mesa cuando estés comiendo, para que no te sientas tentado a darle caprichos de tu plato.
5. Dale a tu gato mucho afecto y atención. Esto también le ayuda a no comer simplemente por aburrimiento.

Eso sí, antes de poner a tu gato a dieta, consúltalo con tu veterinario, quien te puede aconsejar profesionalmente sobre los cambios en su alimentación y te recomendará un alimento especial para ayudarle a mantener su condición corporal adecuada sin que le falten las proteínas, vitaminas y minerales que necesita.

Y no olvides tener paciencia, el objetivo de la pérdida de peso de un gato puede tardar hasta 6 meses, o incluso un año. Así que mucho ánimo y mucho amor y conseguirás todo lo que te propongas.