Salud /

Cuidados especiales y Bienestar /

Guía para dar la bienvenida a un hámster

Consejos ante la llegada de un hámster a casa

¿Estás a punto de dar la bienvenida a un hámster en casa? ¡Qué ilusión! Los hámster son pequeños roedores relativamente fáciles de mantener y su cuidado no resulta ser muy costoso.

¿Qué preparar antes de la llegada de un hámster a casa?

Observar a tu hámster te dará horas y horas de entretenimiento. Seguro que quieres tener todo listo para disfrutarlo cuanto antes. ¡Empecemos por su casita!

El recinto donde vivirá tu hámster debe ser espacioso. Existen jaulas con tubos de colores para que el hámster tenga diferentes superficies por las que escalar y guarecerse.

Para evitar que se escape, los barrotes de la jaula deben ser de alambre y horizontales. La medida mínima de la jaula de tu hámster debería ser de mínimo:

40 cm x 40 cm (con doble altura)

Pero cuanto más grande, ¡mejor!

Una vez que hayas encontrado la casa de tu hámster, tendrás que buscar un sitio donde colocarla. Busca un lugar libre de corrientes de aire y donde no le dé la luz solar directamente.

Para mantener a tu mascota en unas buenas condiciones higiénicas te ayudará mucho instalar un lecho específico para roedores, este debe ser lecho biológico como el vegetal o la viruta de madera. Reserva un día a la semana para limpiar la jaula. Para llevar a cabo este proceso tan solo tendrás que vaciarla, limpiarla con agua y jabón y luego secarla con un trapo.

Tendrás que acomodar la jaula para que tenga espacios de juego y un lugar destinado al descanso. Haz una lista con todos los complementos que necesita tu hámster:

  • Casita. A tu hámster le encantará una casa donde pueda cobijarse y pueda hacer su nido con algodón natural.
  • Comedero. Te recomendamos que sea de cerámica para evitar que se vuelque o que le de por roerlo.
  • Bebedero. En forma de botella invertida, debe de colocarse en los barrotes de la jaula y estar bien sujeto para evitar que haya pérdidas de agua.
  • Juguetes. A los hámsters les gusta mucho jugar con pequeños juguetes de madera específicos para roedor.
  • Rueda de ejercicios. A estos pequeños roedores les encanta hacer ejercicio y sobre todo, correr.
Es muy importante que dispongan de una rueda para que puedan ejercitar su pequeño cuerpo . ¡A ti te hipnotizará mirarlo!
  • Transportín. Si tienes que llevarlo al veterinario es recomendable que uses uno específico para ellos, ya que en cualquier otro lugar pueden escaparse o caerse sin que te des cuenta.

Es de vital importancia cuidar la alimentación de tu hámster para que este tenga una dieta completa y equilibrada. Para ello debes combinar:

A excepción de las lechugas, ya que contienen mucha agua y puede producirles diarrea
  • Barritas de cereales como snack.

Además de preocuparte por tener su sitio limpio y de que su alimentación sea la adecuada, es importante que observes su comportamiento. Si ves que tu hámster es muy activo, puede ser beneficioso para su salud, que le proporciones una bola transparente donde meterlo para que corra por la casa. Siempre, claro está, bajo tu supervisión.

Es normal que surjan las dudas antes la llegada de una nueva mascota a casa. Por eso, recuerda que tienes al equipo de las clínicas veterinarias Kivet a tu disposición para ayudarte en todo lo relacionado con la salud de tu hámster. ¡Esperamos que tu nuevo amigo y tú seáis muy felices!