Salud /

Cuidados especiales y Bienestar /

Consejos para proteger a tu perro de las quemaduras del sol

Llega el calor, las vacaciones, las salidas de fines de semana y nuestro mejor amigo está a punto de vivir miles de aventuras a nuestro lado. Así que debemos estar preparados, disfrutar de todos los ratos que pasemos juntos y sobre todo… ¡protegernos del sol! En este post te vamos a contar cómo puedes proteger a tu perro de los rayos UVA

Qué precauciones debes tomar para que tu perro no se queme

Cada año el sol es más fuerte y debemos poner especial atención en el cuidado de nuestra piel y aunque parezca raro, en la piel de nuestro perro. ¿Sabías que pueden llegar a tener quemaduras por el sol y hasta cáncer de piel? A continuación te damos una serie de pautas para que los perros no sufran quemaduras solares. De este modo podréis disfrutar del buen tiempo y de vuestras vacaciones sin ningún percance:

1. Cuidado con los cortes de pelo.

Dependiendo de la raza o del tipo de pelo del perro puede ser necesario o no recortar el pelo. Algunas razas de pelo largo  pueden requerirlo para estar más cómodos pero hay otras muchas razas con pelo corto o subpelo que precisamente el manto les aísla del calor.

2. Cuidado con las razas de pelo blanco.

Cualquier perro puede quemarse con los rayos solares pero son especialmente sensibles todos los perros de manto blanco, además si hay una exposición continuada puede acabar provocando carcinomas. 

3. Evitar salir a pasear en las horas más calurosas del día.

Es recomendable que salgáis a primera y última hora de la mañana cuando la fuerza del sol es menos intensa. Si tenéis que salir al mediodía, evita las zonas de asfalto y siempre pasead por lugares donde haya sombra y lleva una botella de agua contigo para mantener a tu mascota hidratada.

4. Proteger con crema solar para perros.

Aunque parezca extraño, estos productos son altamente recomendables y efectivos ya que, al igual que nosotros nos protegemos con crema solar, ellos también están expuestos al sol y su piel se puede ver dañada. Las zonas donde debes aplicar la crema son: 

  • Hocico.
  • Orejas.
  • Alrededor de su boca.
  • Ingles.
  • Abdomen.
  • Interior de las patas.

Estas zonas son más sensibles de sufrir quemaduras y debemos tener cuidado, sobretodo en perros de pelaje blanco.

5. Sombra y protector de almohadillas en la playa.

Si vais a la playa, tu perro  necesitará descansar a la sombra, debes llevar una sombrilla para  evitar golpes de calor. Además, a veces, la temperatura de la arena de la playa es muy elevada y las almohadillas de nuestros perros pueden abrasarse. Existen protectores de almohadillas que le evitarán que esto ocurra, pide consejo a tu veterinario.

Cuando estéis en casa, pon su cama en un lugar fresco sin que esté expuesto al sol, utiliza ventiladores para refrescar el ambiente y controla que tu perro siempre tenga agua fresca y limpia.

Seguro que si sigues estos consejos terminará el verano y tu perro no habrá tenido que sufrir ninguna quemadura. En caso de que se produzca, recuerda que tienes a tu disposición más de 70 centros veterinarios Kivet repartidos por la geografía entre España y Portugal, una vez allí, el veterinario se encargará de revisar a tu mascota.