Enfermedades /

Glosario Enfermedades /

¿Qué es y cómo tratar la cistitis en gatos?

cistititis en gatos

Una de las infecciones urinarias más comunes en gatos es la cistitis. Aunque en principio no es una patología peligrosa, si no se trata adecuadamente el gato puede recaer cada cierto tiempo, volviéndose crónica. Además, genera mucho estrés en el felino y empeora su vida de forma notable.

En el caso de la cistitis la infección provoca la inflamación de la vejiga, aunque puede extenderse al resto de partes del sistema urinario (riñones, uréteres y uretra) si la patología no es tratada correctamente.

Por su importancia, se merece que dediquemos un artículo dedicado a esta enfermedad. Así que vamos a repasar sus síntomas en el siguiente apartado.

Síntomas de cistitis en gatos

Al principio es difícil detectar la sintomatología, pero conforme avanza la infección se vuelve más visible. Por lo que si detectas alguno o varios de los siguientes síntomas acude al veterinario.

  • El gato micciona con mucha frecuencia, poca cantidad y parece tener molestias al hacerlo, lo que se denomina polaquiuria.
  • Estranguria, maúlla o muestra signos de dolor al miccionar.
  • Lamido de la zona genital con más frecuencia de la habitual.
  • El gato orina fuera del cajón.
  • Orinar supone un esfuerzo para el animal, disuria.
  • Hematuria o sangre en la orina.
  • Cambios en el estado de ánimo del gato, el gato se muestra nervioso y estresado.
  • Incapacidad para orinar por obstrucción, suele ser más frecuente en gatos macho y puede deberse a la presencia de cálculos renales o uretrales, en estos casos es urgente acudir al veterinario.

Causas y diagnóstico

Puede ser que la cistitis sea el síntoma de una enfermedad más grave como el cáncer de vejiga u otros tumores. Por lo que siempre recomendamos acudir al veterinario para esclarecer el motivo.

Aunque, lo más común es que haya sido provocada por una bacteria, un virus o un parásito, en este caso el veterinario determinará el origen a través de los resultados de unos análisis de orina y de sangre.

Existen diferentes análisis de orina, el más frecuente en clínica es la tira reactiva. Estas tiras se introducen en la muestra de orina y con ellas se analizan valores como:

  • El pH.
  • La glucosa.
  • Los niveles de proteínas.
  • Bilirrubina.
  • Cetonas
  • Nitratos y otras sustancias indicadoras de signos de inflamación.

Además, se evalúa el olor, color, densidad y apariencia general de la orina. Y con la ayuda de un microscopio se realiza un examen bacteriológico, de cristales o células.

Otras pruebas diagnósticas y motivos de infección

Para conocer la bacteria especifica que causa la infección es necesario hacer un urocultivo.

Se recurre a ecografías y radiografías cuando existe sospecha de inflamación, cálculos u otros problemas obstructivos.

La obesidad y el estrés predisponen al animal a ser más vulnerables a estas infecciones. Por lo que es importante cuidar la alimentación y la hidratación del gato y su entorno.

Por este motivo, te recordamos que repases nuestro post “Cinco consejos para controlar el exceso de peso de mi gato” Te será muy útil para mantener la obesidad a raya.

Prevención ante la cistitis felina

En clínicas Kivet no nos cansamos de recalcar que siempre la prevención es la mejor actuación para evitar males mayores y garantizar salud y protección a las mascotas. A continuación, unos consejos útiles:

  • Cuidado e higiene del arenero. Hay que limpiarlo con frecuencia y cuidar su entorno, debe ser accesible, amplio, tener buena ventilación y estar ubicado en un lugar con poca humedad. Además, es fundamental observar las deposiciones y micciones del animal para detectar anomalías. 
  • Garantizar al animal agua fresca y limpia en todo momento. Un gato sin acceso a agua puede sufrir daño en los riñones. La hidratación es un factor muy importante para evitar problemas urinarios. 
  • Proporcionar al gato un entorno libre de estrés.
  • La esterilización puede ser un buen tratamiento preventivo de las infecciones de orina en gatos.

Esperamos que haya sido de utilidad, y cualquier pregunta no dudes en contactar con nosotros.

Recuerda que tienes más de 65 centros veterinarios Kivet entre España y Portugal con un equipo de más de 250 profesionales para atender a tu mascota y planes de salud para tu gato.

¿Quieres recibir los mejores consejos veterinarios?