Salud /

Intervenciones / Hospitalización /

Tu veterinario Kivet /

Casos clínicos /

Tumor mamario en perra de once años

Caso clínico: tumor mamario en perra de once años

Hoy os presentamos el caso de una perrita de aproximadamente once años de edad que vino a nuestra clínica veterinaria Kivet de Bonaire con un tumor mamario.  ¡Presta atención al caso de esta superheroína!

  • Nombre: Bianca
  • Especie: Perro
  • Edad: 11 años
  • Motivo de la visita: Tumor mamario

Motivo de la visita

Bianca es un cruce de Pitbull hembra que su nuevo propietario había rescatado de una finca hacía unos meses. Su actual dueño vino preocupado a la clínica Kivet de Valencia- Bonaire contándonos que la perra mostraba intolerancia al ejercicio.

Hallazgos de la exploración

¿A qué se podría deber que la perra no quisiera hacer ejercicio? Para averiguarlo, procedimos a revisarla y durante la exploración, Bianca presentaba:

  • Una masa de gran tamaño en las mamas 4º-5º izquierda
  • Supuración de líquido serosanguinolento.
  • Existencia de leche en mamas, compatible con mastitis y pseudogestación.

Ante estos signos se comenzó, por tanto, un tratamiento médico durante siete días de:

  • Amoxicilina.
  • Onsior.
  • Cabergolina.
Caso clínico veterinario de Bianca
Caso clínico veterinario de Bianca

Pruebas diagnósticas

Tras la exploración y una vez finalizado el tratamiento con cabergolina, realizamos las siguientes pruebas diagnósticas para valorar la gravedad del caso de Bianca:

  • Radiografías 3 vistas. En las que se descartó metástasis pulmonar.
  • Se realizó un estudio analítico. Observando leucocitosis con neutrofilia, leve anemia y aumento de las proteínas totales, por aumento de globulinas.
  • Test de Leishamaniosis.  Como la perra vivía en un área geográfica endémica de Leishmania, se realizó test rápido de dicha enfermedad con resultado negativo.

El resto de constantes se presentaron normales.

Caso clínico veterinario Bianca

Diagnóstico

Con los resultados de las pruebas diagnósticas en la mano, vimos que las alteraciones analíticas eran compatibles con un proceso inflamatorio/infeccioso, debido a la mastitis que sufría. Así que procedimos a comunicarle a su propietario la gravedad del caso y la necesidad de realizar una cirugía de masectomía a Bianca, extirpando el ganglio linfático y ovariohisterectomía.

Tratamiento quirúrgico: cirugía de mastectomía y de ovariohisterectomía

Se mantuvo el tratamiento con antiinflamatorio y realizamos la compleja operación de mastectomía sin problemas. En la misma cirugía se realizó ovariohisterectomía de manera convencional.

Tratamiento médico de Bianca, caso clínico en Kivet

Tratamiento médico

La operación fue todo un éxito, pero para conseguir la total recuperación de Bianca se le indicó lo siguiente:

  • Tratamiento antiinflamatorio.
  • Tratamiento antibiótico.
  • Uso de collar isabelino.
  • Reposo absoluto (debido a la tensión que  presentaba en sus últimas mamas).

Evolución

El periodo postquirúrgico transcurrió con normalidad. El animal se portó muy bien, realizó el reposo oportuno y la herida evolucionó favorablemente. ¡Bianca demostró ser una perra muy fuerte y buena!

Posteriormente, le pedimos al dueño que volviera con la perrita para retirarle las suturas y grapas de la incisión. El tejido extirpado se envió a biopsia, y el resultado que presentó fue el siguiente:

  • M3.Adenoma papilar intraductal quístico, sobre hiperplasia lobular (adenosis) y ectasia ductal.
  • M4-5. Carcinoma tubular simple, moderadamente diferenciado (grado II).
  • Valoración de márgenes quirúrgicos. Exéresis completa marginal (margen profundo de 0,3 cm).
  • Invasión de vasos linfáticos (linfangiosis neoplásica). Negativo.
  • Nódulo linfático. Sin lesiones significativas.

Lamentablemente, los resultados de la biopsia nos mostraron que Bianca presentaba otro nódulo en la 5º mama derecha, por lo que una vez recuperada la piel, habrá que programar una mastectomía de la cadena contralateral. ¡Seguro que la próxima sale igual de bien que esta! ¡Mucho ánimo Bianca!

Clínica Kivet donde se le atendió

Clínica veterinaria donde se atendió a Bianca

Para evitar casos como el de Bianca, desde Kivet te recomendamos esterilizar a tu mascota antes del primer celo. De este modo, se reduce considerablemente la posibilidad de padecer tumores malignos, infecciones o irritaciones genitales. ¡infórmate en tu clínica Kivet más cercana!