Tu veterinario Kivet /

Casos clínicos /

Cura de un gato con herida sin cicatrizar por atropello

gato con pata amputada

Chico es un gato adoptado desde hace un par de años. Aproximadamente hace tres años sufrió un atropello con fractura y abrasión en la parte distal de su pata trasera derecha.

En Kivet Cartagena recibió cuidados y vendajes. Al principio se notó una mejoría, pero la herida seguía sin cerrarse. ¿Quieres saber qué sucedió con Chico? Sigue leyendo.

  • Nombre: Chico
  • Especie: Gato común
  • Edad: 5 años
  • Motivo de la visita: Herida sin curar

Motivo de la visita

La dueña nos explicó que su gato Chico fue atropellado antes de que ella lo adoptara. Había tenido una fractura de fémur que ya estaba soldada, pero esta herida a raíz de la abrasión nunca terminó de curarse.

Inicialmente comenzaron un tratamiento con vendajes en otro veterinario hace dos años, pero no llegó a resultar y le producía inflamación en los dedos. Además Chico no llevaba collarín isabelino, puesto que no lo toleraba, por lo que constantemente se lamía la pata.

Así que la herida estuvo expuesta al aire. En casa los dueños hacían curas de forma ocasional con spray con clorhexidina, puesto que tenían una preocupación constante por su mascota.

Seguimos con el proceso de cura de vendas durante un tiempo, pero Chico no evolucionaba a mejor. Por lo tanto, hubo que intervenir para evitarle más dolor y posibles infecciones peligrosas.

Hallazgo de la exploración

Chico padecía una herida cutánea con tejido de granulación en toda la circunferencia del metatarso derecho, inflamación en los dedos de la misma extremidad y ausencia de uno de los dígitos. En resto de la exploración no se detectaron anomalías.

Gato con herida en la pata

Diagnóstico

El diagnóstico oficial fue: herida por abrasión con tejido de granulación que no avanza ha estado epitelizante.

Como hemos mencionado, tras tres meses con vendajes que se cambiaban cada 4 a 6 días, la herida no progresó a pesar de que inicialmente parecía que mejoraba.

Tras unos días de reflexión y dada la peligrosa circunstancia de Chico, los dueños decidieron amputar la extremidad. Seguidamente, este fue su tratamiento.

Tratamiento quirúrgico

Finalmente se realizó una amputación de miembro posterior mediante sección del fémur a nivel metafisario (dejamos ⅓ de fémur) y los músculos de la pierna se suturaron de forma que protegían el muñón. Se realizó un cierre de piel con patrón intradérmico.

Gato con pata amputada

Tratamiento médico

El tratamiento médico fue analgésicos, además desde la premeditación se usó un antibiótico intraoperatorio.

Para el postoperatorio se usó buprenorfina en la mucosa oral durante 3 días como analgésico y se combinó con meloxicam oral durante una semana como AINE.

Evolución

En la última revisión Chico está estupendamente, haciendo vida normal y su herida está curando bien por lo que nos alegremos mucho por él.

Clínica Kivet donde se le atendió

Mapa clinica veterinaria cartagena

En Clínicas Kivet contamos con los mejores profesionales veterinarios especialistas en la salud en pequeños animales como los conejos. Si notas cualquier comportamiento extraño, no dudes en traerlo a tu clínica más cercana. Recuerda que tienes más de 65 centros veterinarios Kivet entre España y Portugal con un equipo de más de 250 profesionales para atender a tu mascota.