Salud /

Intervenciones / Hospitalización /

Tu veterinario Kivet /

Casos clínicos /

Rescate en Nochebuena de un yorkshire en mitad de la carretera

Caso clínico de yorkshire en clínica veterinaria Kivet

El caso clínico de hoy es una bonita historia de Navidad donde los miembros de una familia de Extremadura son los héroes y un viejo perrito el protagonista. Esta familia se acercó a nuestra clínica veterinaria Kivet La Serena en Badajoz con un yorkshire tuerto y en muy mal estado. Pero tranquilos, como ya hemos adelantado, este caso tiene un final feliz. ¡Sigue leyendo y conoce la historia de Lilu!

  • Nombre: Lilu
  • Especie: Canina
  • Edad: 11 años
  • Dolencia: Bultos e infección de un ojo

Motivo de la visita

Una familia se encontró por la carretera en Nochebuena a un perrito de la raza yorkshire con muy mal aspecto. Decidieron recogerlo y traerlo a la clínica para hacerle una revisión médica y corte y baño en peluquería.

Hallazgos de la exploración 

El primer lugar, descubrimos que el pequeño yorkshire no tenía microchip implantado por lo que no pudimos saber quién era el dueño ‘responsable’ del perro.

Seguidamente, en la revisión vimos que:

  • El perro estaba muy delgado.
  • Los ojos tenían mal aspecto. Uno con mucha infección purulenta y el otro parecía que solo tenía la cuenca ocular, quizá algún traumatismo hizo que perdiera el ojo.
  • Se apreciaba también un bulto muy grande en la frente con tono de color rosado .
  • Una vez hecha la limpieza de la zona y lavado en la peluquería, al cortar el pelo se vio como tenía la piel descamada y otro bulto encima de la cuenca ocular de aspecto blando.

Pruebas diagnósticas

Dejamos que Lilu pasara un día en observación para que se recuperase y descansara un poco y al día siguiente propusimos hacer una cirugía para extraer el bulto, pero antes había que hacer una analítica.

Los resultados de esos análisis veterinarios nos mostraron niveles alterados y preferimos regularizarlos antes de someter al animal a la operación. Así que le administramos la correspondiente medicación para sanar la infección de la cuenca ocular.

Tratamiento: quirúrgico

Una vez que los valores mejoraron y el perro se encontraba más repuesto, procedimos a realizar la cirugía de extirpación de los dos bultos.

El más rojo lo mandamos a biopsiar y el otro intentamos reducirlo abriendo y eliminando todo el material existente. Del bulto extrajimos tejido mucoso, denso, color oscuro y muy pegajoso.

Operación de epitelioma de glándula sebácea en perro.

Diagnóstico 

El resultado de la biopsia confirmó que el bulto rojo correspondía con un epitelioma de glándula sebácea.

Tratamiento: médico

Tras despertar de la operación, colocamos a Lilu un collar isabelino para que no se dañara la zona. Se recomendaron curas diarias para garantizar su recuperación y la retirada de puntos pasados diez días.

A la vez se aconsejaron baños con champú para tratar el problema de la piel, antibióticos y antiinflamatorios.

Evolución

En la cita de revisión certificamos que Lilu se estaba recuperando de forma correcta. Algo que nos alegra a todo el equipo. Retiramos los puntos y todo estaba genial. El perrito se encuentra muy bien de ánimo y está con una familia que lo quiere. ¿Qué mejor regalo este año nuevo?

Clínica Kivet donde se le atendió

Mapa de clínica veterinaria Kivet en Badajoz

En Kivet tienes más de 65 centros veterinarios Kivet donde un equipo de más de 250 profesionales atenderá a tu mascota con los mejores cuidados y te asesorará referente a cualquier ley o normativa vigente.